Enfrentarse a plagas como la araña roja en una plantación o cultivo de cannabis no debe alarmar. Es cierto que se trata de una molestia que puede llegar a crear grandes inconvenientes e incluso propiciar la pérdida de la plantación, pero si se sabe bien cómo combatir la araña roja no debe haber ningún problema.

Como en todos los casos relacionados con el cultivo de marihuana, lo principal es saber identificar el problema, realizar inspecciones habituales en la planta y actuar ante cualquier pista que pueda determinar que estamos ante una plaga y eliminar la araña roja de inmediato.

Por qué aparece la araña roja en nuestro cultivo

Que aparezca araña roja en las plantas de marihuana no quiere decir que se esté haciendo algo mal necesariamente. Esta es una de las plagas más frecuentes en la planta del cannabis y aparece tanto en cultivos de interior como en plantaciones de exterior.

La araña roja es un ácaro minúsculo que afecta a las plantas y su aparición tiene como consecuencia la disminución notable de la producción y cosecha. Es de color rojizo o marrón (de ahí su nombre) y suele encontrarse en la parte inferior de las hojas, donde se protegen de los elementos externos que puedan poner en riesgo su vida.

Es una presencia que se reproduce muy rápidamente y que es capaz de trasladarse de una planta a otra con una velocidad asombrosa, de modo que requiere la eliminación de la araña roja de manera inmediata una vez que se ha localizado.

¿Y cómo llega a nuestras plantas de marihuana? Generalmente llega trasladándose desde otras plantas que hay en el jardín o zonas cercanas, por eso es una plaga habitual sobre todo en exteriores. Además, tienen preferencia por cultivos poco limpios, mal ventilados y especialmente húmedos y cálidos.

Lo que hacen en las plantas es muy diferente a la acción de otro tipo de plagas; esto hace que identificar la presencia de araña roja no sea especialmente complejo: estos ácaros producen pequeños ‘picotazos’ en las hojas, que van amarilleando sutilmente. Como consecuencia, la marihuana genera una situación de estrés, pierde hojas e incluso llega a detener su crecimiento, lo que sin duda tiene efectos claramente negativos para la producción y la cosecha.

Cómo eliminar las arañas rojas de nuestro cultivo

Lo mejor para combatir la plaga de arañas rojas es una buena prevención. Evitar que lleguen al cultivo es la mejor medida para que el cannabis no sufra. Esto se logra limitando el uso de fertilizantes nitrogenados, generando una buena ventilación si el cultivo es interior o controlando perfectamente la humedad para que sea lo más baja posible, dentro de lo recomendado para el crecimiento de la marihuana.

En el caso de encontrarse ante el ataque de una plaga, eliminar la araña roja pasa generalmente por el uso de químicos como el jabón potásico u otros productos que se aplican por nebulización: insecticidas biológicos o acaricidas de demostrada eficacia que maten los ácaros sin perjudicar el crecimiento y la salud de la planta.