Los animales domésticos, tales como perros y gatos pueden ser fumadores pasivos de marihuana o cannabis, sin que a veces nos lo lleguemos a plantear…

¿Cuál es el efecto del humo de marihuana en los animales domésticos?

El consumo de marihuana suele generar mucho humo, con un olor potente e intenso. Las mascotas tienen un tamaño y peso inferior al nuestro, por lo que aunque ese humo que se genera, y puede inhalarse de forma pasiva, apenas tendrá efecto en los humanos, en ellos la situación cambia.

Su pequeño tamaño les hace más sensibles a los compuestos activos presentes en el humo, por lo que efectivamente pueden llegar a “colocarse”. Habitualmente esto no va a ocurrir simplemente por el humo de cannabis de una calada, pero es más peligroso cuando la mascota se encuentra en un lugar cerrado con varias personas fumando.

Quizás que tu perro se coloque no te importe demasiado, pero lo que sí puede ser realmente perjudicial es que afecte a su sistema respiratorio. El aparato respiratorio es uno de los puntos débiles de perros y gatos, y suele ser muy sensible, por lo que es fácil que se les irrite y lleguen a tener patologías relacionadas con ello, en particular las mascotas de tamaño más pequeño.

Efecto del humo de cannabis en perros

Puede provocarles vómitos, vértigos, temblores, letargo, sueño demasiado profundo, falta de energía e incluso convulsiones que pueden llevar a la muerte.

Efectos del cannabis en gatos

Si bien los gatos son capaces de metabolizar el THC, ellos no disfrutan de sus efectos, ya que sus capacidades sensoriales y perceptivas son diferentes a las nuestras, y pueden llegar a sentirse muy mal, estresarse y sentir pánico. Hemos de tener en cuenta que los gatos son animales extremadamente sensibles a los cambios.

Prevención de los efectos del cannabis en animales domésticos

Existen algunos hábitos que nos ayudarán a mantener protegidas a nuestras mascotas.

  • No soplarles el humo en la cara.
  • No darle compuestos de cannabis comestibles.
  • Ventilar las habitaciones, dejar al animal en otra habitación o fumar al aire libre (sobre todo sin son animales pequeños).
  • Hacer limpiezas profundas del hogar, que incluyan tapicerías, alfombras, moquetas y cortinas, ya que el humo se quedará ahí acumulado.
  • Evitar que encuentre las galletas, esconderlas bien alejadas de ellos. En caso de que las encuentre llévalo al veterinario inmediatamente. 

Cómo saber si mi mascota está intoxicada por marihuana

La ciencia lo demuestra: el cannabis es tóxico para gatos, perros y caballos, lo que supone efectos secundarios que incluyen no solo vómitos o babeos, sino incluso depresión, problemas de tensión arterial y complicaciones de gravedad.

Otros síntomas pueden incluir jadeos, estornudos y/o tos, ojos brillantes, encías blanquecinas, comportamientos extraños, angustia o inquietud.

Su comportamiento puede ser muy confuso, ellos no entienden qué les está ocurriendo, por lo que todo esto puede suponer un trago muy traumático, de modo que a veces no muestra evidencias de estar intoxicado simplemente porque se encuentra paralizado por el miedo.

 

En definitiva, protege a tu mascota de la inhalación continuada o intensa de humo de cannabis. No hay que alarmarse, una inhalación pasiva ocasional no le matará, pero si eres consumidor habitual debes tomar ciertas precauciones.