El jabón potásico es un producto 100% natural que funciona como insecticida o acaricida sin peligro de toxicidad. Aunque también se utiliza en algunos casos para la eliminación de manchas en tejidos, el jabón potásico insecticida o acaricida es capaz de combatir plagas típicas en los cultivos de cannabis como el pulgón, la cochinilla, la mosca blanca, los trips, la araña roja, etc…

Que es el jabón potásico.

El jabón potásico está compuesto por hidróxido potásico, aceite y agua. Gracias a una saponificación en el proceso la potasa reacciona al mezclarlo con el aceite y el agua convirtiendo un jabón ideal para la eliminación de plagas o prevención de estas y es muy recomendado para limpiar las plantas de la melaza y negrilla que originan diversos insectos chupadores. Además, el jabón potásico actúa también como mojante y potenciador de otros insecticidas.

Es el perfecto aliado de cultivos ecológicos ya que no contiene ningún compuesto tóxico que pueda afectar al producto final porque no se introduce en la planta (no es sistémico) y se degrada rápidamente, por lo que no requiere plazo de seguridad.

Este remedio natural es conocido y considerado por mucho tiempo uno de los mejores insecticidas para combatir nuestras plagas, ya que además de poder usarlo sin peligro para la salud, estaremos evitando afectar al medio ambiente y tendremos un cultivo con una fuente secundaria de potasio que aportará fuerza y calidad a la planta.

Actualmente, el Jabón potásico viene a sustituirse cada vez más por el jabón fosfórico, ya que el jabón potásico cuenta con unos niveles de pH bastante más elevados que el fosfórico.  A continuación os explicaremos las diferencias entre el jabón potásico y el fosfórico.

Que es el jabón fosfórico.

El jabón Fosfórico tiene funciones parecidas al jabón Potásico a diferencia de que el Fosfórico no contiene un nivel de pH tan elevado por lo que no producirá ningún tipo de fitotoxicidad en la planta. Otra diferencia evidentemente se muestra en la composición de estos, donde uno está formado por potasio y el otro por fósforo conseguido de forma natural.

Con el Jabón Fosfórico conseguiremos disminuir la plaga reblandeciendo el exoesqueleto del insecto y caparazones de los huevos. Además de actúa como mojante o potenciador de otros insecticidas o fitosanitarios.

 Para qué sirve el jabón potásico.

El Jabón Potásico, se utiliza principalmente en la jardinería para combatir y prevenir las plagas más frecuentes. Así como el Jabón Fosfórico y el  Aceite de Neem, estos biocidas son muy recomendados tanto para aquellas personas que desean trabajar con productos totalmente ecológicos.

Podemos usar el Jabón potásico insecticida o acaricida para combatir y prevenir las plagas más comunes (mosca blanca o araña roja) tanto en cultivos de interior como en exterior. Entre los más conocidos encontramos el pulgón, la mosca blanca, la cochinilla, la araña roya, los trips, etc.

Otra función del Jabón potásico es que actúa como mojante al mezclarlo con otros fitosanitarios actúa reblandeciendo el exoesqueleto del insecto haciéndolo mucho más vulnerable a cualquier tratamiento insecticida. Por ejemplo, si mezclamos Jabón potásico con Spruzzit Mittel (tratamiento contra la araña roja) conseguiremos un resultado mucho más efectivo.

El jabón potásico o jabón fosfórico también tienen la capacidad de lavar los residuos de melaza que generan los insectos en las hojas, sirviendo incluso para combatir algún hongo como la negrilla.

Por último, destacar que no es sistémico. No penetra en la planta y, por si fuera poco, se biodegrada muy rápidamente. Estas características hacen que no sea necesario un plazo de seguridad o un lavado antes de la cosecha.

BENEFICIOS DESTACABLES DEL JABÓN POTÁSICO:

Es un insecticida acaricida 100% ecológico.

No necesita de plazo de seguridad o lavado antes de la cosecha.

No afecta en absoluto al sabor final o tamaño de la cosecha.

Ideal para usar en presencia de niños o mascotas.

Insecticida de fácil uso y producción.

Producto NO tóxico.

Fuente de Potasio para las plantas.

Como usar el jabón potásico.

El jabón potásico actúa por contacto. La plaga tiene que entrar en contacto directo con el jabón. Poco después el insecto impregnado morirá por asfixia.

Sabiendo esto, para usar el Jabón potásico insecticida debemos pulverizar la planta extendiendo el producto lo máximo posible y  haciendo hincapié en aquellas partes más tiernas y en el envés de las hojas (donde normalmente se asienta la plaga).

Es importante saber que para aplicar el producto en exterior debemos esperar a que la planta no reciba sol directo. El momento idóneo es al atardecer o por la noche. Hay que evitar aplicar el jabón potásico o fosfórico en días de excesivo viento. El viento pueda eliminar el insecticida de la planta, perdiendo la efectividad. En cultivo de interior es importante aplicar el producto cuando los focos estén apagados.

Dosis Jabón Potásico.

Puesto que cada tipo de planta, objetivo o tipo de plaga a tratar la dosis variará. A continuación os mostraremos tres maneras de uso diferenciadas con la dosis a usar en cada una de ellas. La forma óptima de preparar el jabón potásico es diluyéndolo en agua con el pH y EC correctos  (6-6,5 de pH  y  0,4-0,8 de EC) y la forma de aplicación será mediante un pulverizador empapando al máximo posible tanto el haz como el envés de la hoja.

 

UTILIZAR EL JABÓN POTÁSICO

DOSIS

Como mojante

1ml de jabón potásico por cada litro de agua
Como potenciador5ml de jabón potásico por cada litro de agua
Como limpiante10ml de jabón potásico por cada litro de agua

 

Cómo mezclar jabón potásico y aceite de neem.

Como hablábamos antes, al juntar estos dos productos conseguimos una doble efectividad. El aceite de neem actúa como preventivo y el jabón potásico como insecticida. La unión de ambos termina eliminando y previniendo al mismo tiempo las plagas del cultivo de interior o exterior.

Al usar jabón potásico junto con el Aceite de Neem tenemos que mezclar de 3-5 ml de jabón potásico por Litro de agua y añadir la misma dosis de aceite de Neem, es decir, 3-5 ml.  La dosificación puede variar según la concentración de cada fabricante.

Si queremos que la mezcla casera afecte a hongos como la Botrytis o la Negrilla simplemente tendremos que añadir a la mezcla un poco de bicarbonato. Esto ayuda a la prevención y tratamiento de la mayoría de hongos de la marihuana y otras plantas hortícolas.

¿Sirve el jabón potásico de Mercadona para mis plantas?   

El jabón potásico que vende Mercadona proviene de una marca que realiza este producto de forma tradicional desde 1922, elaborado a partir de aceites vegetales naturales.

Aunque principalmente esté relacionado con el uso de limpiar manchas, este jabón potásico  que vende Mercadona también se puede usar para la prevención y eliminación de plagas.

Como hacer jabón potásico.

Si no eres una fábrica especializada o una marca de abonos para plantas no podrás hacer jabón potásico profesional. Si quieres saber cómo hacer jabón potásico para combatir plagas del jardín, en el siguiente punto explicamos cómo hacerlo. Otra opción es ir a tu tienda de cultivo más cercana y comprar una botella de jabón fosfórico, es más barato y mejor.

Como hacer jabón potásico casero.      

Para hacer jabón potásico casero de calidad debemos realizar una combustión de unos 4 kg de madera reduciéndola por completo a ceniza. Otra forma sencilla de realizar el jabón potásico casero sería teniendo ya de ante manto una cierta cantidad de hidróxido de potasio o potasa.

Los ingredientes y materiales para fabricar jabón potásico son:

1 patata.

1 litro de aceite de oliva.

1 litro de agua.

 Zumo de limón.

Ceniza de madera.

Una olla metálica.

Medidor de pH.

Pasos para producir jabón potásico casero.

  1. Después de obtener la ceniza requerida, la introducimos en la olla metálica junto con el litro de agua, dejando reposar por unos tres o cinco días. En este concentrado es donde vamos a encontrar los niveles necesarios de carbonato de potasio para realizar el Jabón Potásico.

Un truco para saber si la concentración de carbonato de potasio de la mezcla es suficiente, es introducir una patata y comprobar si esta flota. Si es así, será suficiente, pero si no lo es, deberemos introducir más cantidad de ceniza.

Isaac

Tecnocultivo

  1. El siguiente paso es añadir a la mezcla realizada un litro de aceite de oliva removiendo hasta conseguir una mezcla homogénea y pastosa.
  2. Colocamos en fuego suave, removiendo para que no se nos adhiera en la parte inferior y lo haremos hasta obtener una textura suficiente espesa y viscosa.
  3. Para finalizar, comprueba el pH del Jabón Potásico manteniéndolo a unos niveles entre 7, 8 y 9. Introduce unas gotas de limón o reductores de pH para conseguir el nivel deseado.
  4. Para almacenar el jabón potásico introdúcelo en un recipiente cerrado y mantenlo en un lugar oscuro y alejado de altas temperaturas.
  5. Para utilizarlo lo diluiremos con agua a las dosis que antes hemos indicado según uso, y listo.

Donde comprar jabón potásico.

Puesto que actualmente el Jabón Potásico para la utilización en las plantas en sí está prohibido o cada vez más difícil encontrar este producto sin el carnet profesional de fitosanitario, se viene a sustituir cada vez más por el jabón fosfórico que si podemos comprar en cualquier tienda sin necesidad de ningún carnet.

Entre los sitios donde podemos encontrar estos productos destacan los Tecnocultivo Grow Shop, relacionando con el uso en la horticultura cannábica, tiendas de jardinería para uso doméstico o profesional y en algunos supermercados donde encontraras el jabón potásico para la utilización en la limpieza de manchas. No todos los jabones son igual de buenos, en los grow shops encontrarás las botellas con la formula y la acidez corregida para poder usarla en plantas de cannabis.

Si quieres conocer más sobre la prevención y eliminación de plagas también te interesará: