Entre los deportistas cada vez se hace más intenso el debate sobre el consumo de cannabis. Existe mucho tabú entre marihuana y el deporte. Y es que parece ser que son más las ventajas que los posibles inconvenientes que pueda acarrear el consumo de marihuana en el deporte.

Lo que si se hace patente, es una clara distinción a la hora de legalizar el consumo del cannabis dependiendo si es para uso terapéutico o si es para uso lúdico. En este último caso los gobiernos se suelen mostrar más reacios a legalizar, aunque también poco a poco se van mostrando más partidarios al diálogo.

Un considerable número de deportistas de alto nivel confiesan consumir marihuana antes o después del entrenamiento. De momento la mayoría de ellos prefieren permanecer en el anonimato por miedo a sufrir persecución de las autoridades o sanciones disciplinarias impuestas por los comités deportivos. En este punto lo que hay que preguntarse es ¿en qué medida afecta el cannabis al deportista?, y si existe relación alguna entre el consumo de cannabis y el rendimiento deportivo.

marihuana-y-deporte

A priori los efectos que produce la marihuana en cualquier persona son relajación física, sensación de felicidad, pérdida de reflejos y distorsión visual. Pero como bien es sabido las drogas no afectan a todas las personas por igual ni tan poco con la misma intensidad.

Nuestro organismo también es capaz de sintetizar cannabinoides de forma natural (o mejor dicho “endocannabinoides”) que interfiere en las comunicaciones neuronales y produce los mismos efectos que hemos nombrado antes. Algunos estudios demuestran una estrecha relación entre la actividad física y la secreción de endocannabinoides por parte del organismo.  De hecho, se cree que muchas personas, con hábito de vida sedentario, se puede deber a que su  organismo no produce apenas endocannabinoides. Esto puede ser una explicación de porqué cuando hacemos mucho deporte solemos sentirnos mejor y más felices.

En un seminario sobre el deporte impartido por Adidas, hacían referencia a la vida del deportista como aquella en la que siempre nos duele algo. Y ya no se referían únicamente a los deportistas profesionales sino también a aquellas personas que practican deporte de forma intensa y regular.

También muchos deportistas consumen CBD (cannabinoide no psicotrópico) para paliar los efectos de estrés producidos por la presión a la que están sometidos, por la prensa, por el nivel de la competición, por exigencias personales, etc… o tratar dolores crónicos, los cuales no permiten al deportista descansar como es debido tanto física como mentalmente. Piensan que es mejor utilizar tratamientos naturales como el aceite de CBD o las cápsulas de CBD, antes que las soluciones farmaceuticas o químicas.

¿El consumo de marihuana afecta al rendimiento deportivo?

Ya va siendo hora de investigar  rigurosamente  si el consumo de marihuana afecta realmente  al rendimiento deportivo, ya que hasta la fecha no se puede consumir debido a que se considera dopaje.

¿Si realmente se demuestra que el cannabis no afecta al rendimiento deportivo sería ético y moral permitir su consumo a los deportistas?

Con esta cuestión abrimos el debate la marihuana y el deporte.