Como dice Bad Bunny «marihuana y bebida, gozándose la vida». Pero ¿tienes claros los efectos de las combinaciones entre marihuana y alcohol? ¿Conoces las bebidas de marihuana?

Saber consumir ambos de la forma adecuada para evitar efectos desagradables, lo que ocurre particularmente cuando la cantidad de alcohol es excesiva, nos evitará sorpresas a la hora de pasarlo bien y disfrutar.

Bebidas de marihuana: efectos y propiedades

Las preparaciones de marihuana para beber son combinados de cannabis, algunos ya preparados y otros fáciles de preparar y baratos, resultando una opción estupenda para su consumo en grupos de amigos o noches de fiesta.

Efectos de las bebidas de marihuana

Sus efectos pueden llegar a ser más potentes de lo que pudiera pensarse e incluso aparecer más de una hora después de haberla ingerido. Dependerá mucho del tipo de bebida, así que vayamos con prudencia las primeras veces.

Principales bebidas de marihuana

  • Infusiones de marihuana. Sus efectos son más duraderos y más psicodélicos que cuando se fuma o se vapea. Para nuestra infusión necesitamos una grasa, en la que se van a pegar los cannabinoides, pudiendo ser esta grasa leche de vaca entera, agua con mantequilla, aceite de oliva o, la que más nos gusta, el aceite de cáñamo.
  • Café o chocolate con cannabis, que puedes hacer con alguna variedad de marihuana que sea estimulante para potenciar los efectos de la cafeína.
  • Batidos de cannabis ideales para el verano, las sativas afrutadas les irán bien.
  • Two Roots es una bebida refrescante comercializada a modo de cerveza, con diferentes versiones, algunas con alcohol y otras sin. En todas se indica su concentración en THC y su porcentaje de alcohol.
  • Jack´n´Meister es una combinación de marihuana y alcohol de las que no dan efectos negativos pero, eso sí, da un subidón importante que hará que posiblemente no recuerdes nada al día siguiente. ¿Es bueno? Sí, pero para consumir solo cuando la ocasión lo merece.

Alcohol y marihuana: posibles efectos

Beber alcohol tras fumar o vapear maría (o viceversa) aumentará tus niveles de THC en sangre, por lo que los efectos de la marihuana se verán potenciados.

Sin embargo, por otra parte, la hierba va a atenuar el aumento de etanol en sangre, ya que disminuye la capacidad de absorción del alcohol por el intestino.

Efectos negativos de mezclar bebida y marihuana

Cuando la cantidad de alcohol es excesiva, pueden aparecer efectos como palidez, mareo, sensación de debilidad, náuseas y vómitos. Además de estos síntomas físicos es posible que sientas ansiedad y tengas pensamientos paranoides.

¿Afecta el orden en que los tomemos?

Sí que afecta. Lo mejor es consumir la marihuana antes de empezar a beber. De hacerlo al revés las posibilidades de sufrir intoxicación por cannabis son mayores, provocando lo que se conoce popularmente como «una pálida».

Hay que tener en cuenta que el THC de la marihuana evita que vomitemos. Esto puede parecer algo bueno en principio, pero aumenta las posibilidades de sufrir un coma etílico al no vomitar de forma natural.

 

En definitiva, el consumo de alcohol y marihuana juntos puede conllevar efectos desagradables, aunque en esto las respuestas individuales son muy diferentes. En cualquier caso, se recomienda siempre el consumo del cannabis antes del alcohol. Las bebidas de marihuana son una gran opción para consumir socialmente, siempre teniendo en cuenta que sus efectos tardan en aparecer, por lo que debemos esperar para evitar excesos de dosis.