Incluso las personas que nunca han fumado marihuana conocen el tópico de que fumar produce una gran sensación de hambre. Se trata del famoso munchies, esa necesidad de querer comerte todo lo que te encuentras, sobre todo comida basura.

Independientemente de cuáles sean los hábitos de alimentación o factores culturales, los munchies obligan a todo el mundo a atacar alimentos como chocolate, dulces, hamburguesas, helados o snacks.

Qué son los munchies

La palabra Munchies se origina a partir del verbo inglés To munch, que quiere decir algo así como masticar ruidosa y rápidamente.

Aunque no todas las personas sienten de igual forma los munchies de marihuana, que van a depender mucho del metabolismo de cada uno, lo cierto es que son bastante comunes. Es una sensación de apetito voraz.

Los munchies se encuentran, por tanto, entre los distintos efectos de consumir marihuana, por lo que si fumas por primera vez, o no estás familiarizado con el cannabis, es algo con lo que debes contar. Pero ¿por qué ocurre?

Por qué fumar marihuana nos produce este efecto

¿Por qué da hambre fumar porros? El motivo de la aparición de los munchies está en que algunos cannabinoides pueden influir en las señales que emiten las neuronas llamadas Proopiomelanocortinas (POMC), que son las que envían al cerebro la señal de saciedad.

Además de esto, uno de los efectos del cannabis es potenciar nuestros sentidos, lo que incluye el olfato, que está directamente vinculado al apetito.

También hay que tener en cuenta que el THC de la marihuana, aunque produce sensación de relajación, al mismo tiempo acelera el corazón, lo que hace que el cuerpo demande energía.

¿Cómo podemos saciar esta necesidad?

Si te dan los munchies debes optar por los alimentos que más te ayudarán a superarlos, entre los que se encuentran el chocolate (mejor cuanto mayor sea la concentración de cacao) y el (negro, verde o de mango).

Lo mejor es intentar distraerse, algunos juegos entre amigos son lo ideal para pasar los munchies. Si no tienes esa opción puedes salir a pasear o a hacer deporte.

Lo mejor es prevenir los Munchies

Para tratar de evitar la sensación de hambre incontrolable antes de que aparezca, lo mejor es beber mucha agua, para tener al cerebro engañado, provocando la sensación de tener el estómago lleno.

En realidad, esta es tu mejor opción, porque parar la tentación de comer una vez que llega es bastante difícil, así que lo mejor es intentar prevenirla. Poco a poco aprenderás a conocer tus munchies y la mejor forma de gestionarlos.

 

En definitiva, los munchies no son más que efectos secundarios del consumo de cannabis, y su llegada supone la aparición de una sensación de hambre descontrolada con mucha apetencia por los alimentos dulces, particularmente el chocolate. Esta reacción se debe al efecto de la marihuana sobre los mecanismos cerebrales que controlan la sensación de saciedad. Lo mejor es optar por prevenir su aparición con una dieta equilibrada y bebiendo mucha agua. Una vez que aparecen, el chocolate con alto contenido en cacao y el té son buenas alternativas.