El debate y la controversia sobre la legalización de la marihuana ha estado muy candente en España durante mucho tiempo, siendo numerosas las personas que se posicionan a favor y la consumen habitualmente y/o tienen plantas de marihuana en casa.

La producción y consumo de marihuana es esencialmente legal en algunos países, como por ejemplo Canadá y Sudáfrica. El cannabis es parcialmente legal, según sus usos objetivos o su tipo de consumo, en otro número importante de países, siendo ilegal en la mayoría de países africanos y nororientales.

En España, el cannabis para uso recreativo es ilegal pero está descriminalizado para el cultivo y uso personal, así como para otros fines no comerciales.

Hacia la legalización de la marihuana en España

La situación legal del cannabis en España presenta variaciones según la comunidad autónoma, lo que da una idea de la situación de tránsito o revisión en la que esta situación se encuentra.

Los enfoques desde los que se justifica una legalización de la marihuana son numerosos, incluyendo razones médicas y sociales.

Razones médicas para la legalización del cannabis 

Desde el punto de vista médico y científico, la investigación está en pleno apogeo desde los años 90, estudiando sus importantes interacciones para modular el sistema inmunitario.

La ley actual no distingue entre uso medicinal y recreativo, aunque sin embargo existe un fármaco legal, Sativex, utilizado como analgésico en pacientes aquejados de esclerosis múltiple, lo que da una idea de las posibilidades medicinales en otros muchos pacientes aquejados de dolor crónico.

Motivos sociales y económicos para la legalización de la marihuana

La tolerancia social al consumo de cannabis en España es muy alta en comparación con cualquier otro tipo de sustancias ilegales.

Según los datos que muestran encuestas tanto del CIS como del Ministerio de Sanidad, a la mayoría de los españoles no les preocupa el consumo de marihuana como algo potencialmente problemático, a un mismo nivel que puedan hacerlo otras drogas ilegales, estando una amplísima mayoría a favor de su uso medicinal. Es muy llamativo el dato de que casi a la mitad de los encuestados estén a favor de ambos usos, tanto medicinales como recreativos.

A esto hay que añadir que son numerosas las opiniones políticas que estiman el muy favorable impacto económico que tendría la legalización de la marihuana en España, abriendo las puertas a un mercado muy lucrativo para el país.

Razones culturales e históricas que sustentan la legalización de la marihuana

El consumo de marihuana en España forma parte de un legado cultural que se remonta a la época de la conquista musulmana. En Al-Ándalus era habitual tanto el uso de cannabis, fumado en pipa, como del cáñamo.

La prohibición del cannabis surge a principios del siglo XX por influencia de Estados Unidos, pero nunca como una respuesta a una demanda de la población o a una problemática interna, por lo que podemos afirmar que fue una situación impuesta y no un proceso natural.

De este modo es como en los años 90 surgen los movimientos a favor de la despenalización y las primeras autorizaciones para los estudios terapéuticos, que dan el pistoletazo de salida a nuevas situaciones legales, llegando a admitirse los clubes de cannabis terapéuticos.

 

En definitiva, las posturas sobre la legalización de la marihuana en España están hoy más reforzadas que nunca, encontrándose suficientes motivos tanto médicos como culturales y económicos para dar el paso hacia una situación legal que visibilice a una realidad social ya existente.