Tutorar una planta es un proceso sencillo mediante el cual colocamos soportes a la planta para un desarrollo óptimo de la misma. Este proceso se suele realizar durante el proceso de crecimiento de la planta, aunque nunca es tarde para realizar la tarea.

Con muy pocas herramientas conseguiremos que nuestra planta se centre en lo que realmente importa, la producción final. Tutorar una planta se puede realizar en cultivos de interior y en cultivos de exterior sobre todo cuando trabajamos con plantas de gran tamaño.

¿Porque tutorar las plantas de marihuana?

Al tutorar las plantas de marihuana lograrás una mayor y mejor producción. El tutorado de la marihuana se debe realizar cuando esta alcanza un tamaño superior a los 50 cm. De esta manera nuestra planta tendrá un soporte donde apoyarse y crecerá correctamente. De esta forma apoyamos todas las ramas donde haya una flor y esta centrará la energía para hacer crecer el fruto y no perderá energía en endurecer y desarrollar tanto la rama que la sustenta.

Pensar en la razón por la que en la agricultura intensiva tutoran las hortalizas como por ejemplo las tomateras.

Otro factor a favor del tutorado de la marihuana además del aumento de producción es evitar roturas en tallos y ramas producido por el peso del cogollo. Este problema suele muy habitual en cultivo de exterior debido a los fuertes vientos o las dichosas lluvias.

Que necesito para entutorar plantas de marihuana

material-para-entutorar-planta

Son productos muy económicos que nos solventarán la papeleta. Con unos pocos euros tendremos todas las herramientas necesarias para poder hacer un tutorado de plantas muy profesional y aseado.

Tutor de plástico

El tutor de plástico es muy resistentes y lo podremos reutilizar en muchísimas cosechas. Al ser de plástico se puede cortar muy fácilmente para obtener un tutor del tamaño deseado. Es de un material fuerte y flexible.

Otra ventaja es que al ser de plástico evitamos en gran medida el asentamiento de plagas u hongos, al contrario de lo que puede suceder con las cañas.

Un buen consejo es que si el tutor de plástico es hueco, tapa sus extremos para evitar que se pueda introducir bichos indeseados.

Son mis preferidos con diferencia.

Tutor de bambú

Encontramos de muchos tamaños y grosores para poder tutorar cualquier planta. Son de un material muy resistente, menos flexibles que los tutores de plástico pero ideales para tutorar una planta por completo además de ser extremadamente baratos.
La contra como he comentado antes, es que son más atrayentes de insectos u hongos además de que acaban pudriéndose.

Alambre de jardinería

Para mi gusto, el mejor material para crear la estructura necesaria para que se apoyen las ramas laterales. Es reutilizable y muy resistente.
Este se utiliza para hacer las uniones de la rama con el tutor o las mallas.

Malla Scrog de plástico o malla multiarmario

La malla de entutorar o mala scrog es un excelente material para crear un SCROG vertical u horizontal. Podremos apoyar todas las ramas laterales en plantas de gran tamaño, ya sea sembrada en maceta grande o en tierra madre. Las tienes diponibles en dos medidas 1x10m y 2x10m.

La malla multiarmario es una malla flexible que no permite acoplarla a nuestro armario y poder tutorar la marihuana de forma horizontal. Sirve desde armarios de 80x80 hasta armarios de cultivo de 120x120.

Otros materiales también utilizados para este proceso pero menos recomendados son: cañas salvajes, barras de acero corrugado, etc…

Malla SCROG

malla-scrog-marihuana

Alambre Jardinería

alambre-jardineria

Tutor Plástico

tutor-plastico-1m

Malla Scrog

malla-scrog-multiarmario

Tutorado en cultivo de interior

El mejor momento para tutorar plantas de marihuana en interior será al inicio de la floración. Podemos optar por diferentes métodos de tutorado, el que yo recomiendo para principiantes es el tutorado sencillo.

Este tipo de entutorado consiste en unir el tallo y las ramas más grandes a los tutores. Para esto necesitaremos clavar el tutor en la tierra y lo sujetaremos al tallo de la planta por más de un punto, yo recomiendo como mínimo dos. En cuanto vaya creciendo, podremos unir en más puntos el tallo al tutor.

Para cultivadores más experimentados esta la técnica de cultivo SCROG para interior, en esta técnica usaremos tutores y mallas para sujetar las ramas y dirigirlas hacia la luz. Para aplicar esta técnica recomiendo seguir las siguientes indicaciones y sobre todo informarse bien en tutoriales específicos.

  1. La malla SCROG la colocaremos en horizontal a una altura de unos 20 a 40 cm sobre las macetas.
  2. Cuando la planta alcance la malla, tendremos que ir colocando las ramas entrelazadas con la malla para que ocupen la mayor superficie posible.
  3. Tener mucho cuidado con las ramas cuando crezcan, para no partirlas al tejerlas en la malla SCROG.

Y siempre podremos aplicar el tutorado que a continuación se detalla para plantas de exterior de mayor tamaño.

Tutorado marihuana cultivo de exterior

El tutorado en exterior es básico para tener una plantas sanas y que nos den una muy buena producción y de calidad. También nos servirá para proteger a la planta de las inclemencias del clima, como puede ser el viento que muchas veces parte algunas ramas.

Dependiendo del tamaño de la planta que vayamos a sembrar utilizaremos un método u otro.

Tutorar plantas pequeñas en maceta o suelo

En el caso de lo que vayamos a sembrar sean autoflorecientes, variedades de poca estatura, clones o estemos en el final de la temporada de cultivo, utilizaremos el tutorado simple.

Cuando la planta alcance un tamaño de más o menos 30 cm clavaremos un tutor a unos 3 cm del tallo de la planta, siempre con la precaución de no calvarlo hasta el fondo ya que es donde se encuentran las raíces. Mediremos más o menos y lo clavaremos ¾ partes de la maceta. Seguidamente fijaremos el tutor a la planta por dos puntos, sin estrangular la planta, que bien pueden ser a unos 10 cm del tallo y la siguiente unión a unos 20 cm. A medida que vaya creciendo la planta la uniremos al tutor con más puntos. Tenemos que tener la precaución de que el tutor siempre quede por debajo del cogollo principal.

Podemos poner un par más de tutores en los extremos de la maceta para poder tutorar algunas de las ramas principales para que así también nos produzca unos cogollos de buen tamaño.

Tutorar plantas medianas en maceta o suelo

Para tutorar estas plantas de mayor tamaño (un metro o metro y medio), yo recomiendo iniciar el proceso una vez tengamos los primeros pelos que nos marcan la prefloración.

Para este tipo de tutorado usaremos tutores de 100 a 150 centímetros y alambre de jardinería. Para empezar colocaremos el tutor central, siempre teniendo las precauciones que he explicado con el tutorado simple en plantas pequeñas.

Una vez clavado el tutor central, uniremos el tallo principal al tutor por dos puntos como mínimo, uno puede estar a unos 30 cm y otro a unos 70 cm, siempre con la precaución del que el tutor quede por debajo del cogollo principal. A medida que crezca la planta podremos poner más puntos de sujeción.

Tras colocar el tutor principal, colocaremos 4 más en las esquinas de la maceta y el caso de que la maceta sea redonda, los clavaremos formando un cuadrado o rectángulo alrededor de la planta. Una vez tengamos los tutores bien fijados, con alambre de jardinería haremos como mínimo 3 líneas horizontales de alambre para que a medida que vayan creciendo las ramas se puedan apoyar en los alambres. Estas líneas, inicialmente las podemos poner a 30, 60 y 90 cm. A medida que crezca la planta veremos si necesita más puntos de apoyo para las ramas laterales y con el alambre de jardinería pondremos las líneas horizontales que sean necesarias.

Lo que tenemos que procurar es que todas las ramas laterales queden apoyadas en alguno de los alambres, de esta manera la planta hará engordar mucho más esos cogollos, ya que no tendrá que enviar energía a la rama para sustentar el cogollo.

Tutorar plantas grandes en maceta o suelo

Las plantas de cannabis sembradas en macetas de 50 litros o más y en tierra madre al inicio de la temporada se nos harán verdaderos monstruos (más de dos metros). Que en algunos casos tienen que soportar el peso de muchísimos cogollos. Si no ayudamos a la planta de alguna manera, correremos el riesgo que los cogollos de las ramas laterales no engorden lo suficiente y lo que es peor, que por las inclemencias del tiempo se nos rompan ramas, se doblen por el peso, etc. Así que no podemos dejar de tutorar las plantas de gran tamaño.

Lo mejor en estos casos es empezar por un tutor de 100 cm como mínimo para el tallo principal cuando alcance un tamaño de 50 cm, el cual ataremos como de la misma manera que con las plantas de tamaño medio e iremos haciéndole más uniones a medida que crezca la planta. En el momento que empiece la floración es cuando cambiaremos ese tutor por uno más grande como mínimo de 150 cm, ya sea de bambú, una caña salvaje, una barra de acero corrugado, etc. Yo recomiendo que sea de 200 cm. En el caso de que preveamos una planta realmente grande.

Seguidamente, si está en una maceta grande, pondremos cuatro tutores grandes formando un rectángulo o cuadrado alrededor de la planta. Y uniremos a estos tutores una malla de Scrog de plástico, procuraremos que quede bien tensa. A medida que vaya creciendo la planta guiaremos a las ramas laterales hacia los boquetes de la malla para que se apoyen, incluso más adelante haremos alguna unión de las ramas laterales con la malla de Scrog.

De esta manera tendremos bien protegida a la planta de las inclemencias del tiempo y se podrán apoyar la infinidad de ramas laterales que crecerán en estas plantas de gran tamaño.

En el caso de sembremos en tierra madre iniciaremos el proceso de tutorado de la misma manera que con las macetas de gran tamaño. En este caso tendremos que colocar más tutores alrededor de la planta, yo recomiendo 6 y que los pongamos como mínimo de 50 a 100 cm del tallo principal, eso dependerá dela variedad que estemos cultivando. Crearemos un cuadrado o rectángulo bien grande alrededor de la planta. Por esa razón, si sembramos en tierra madre, tenemos que tener la precaución de que por lo menos tenga un metro libre de lado a lado del tallo, es decir 4 metros cuadrados por planta.

A estos tutores les añadiremos malla Scrog de plástico para que se vayan apoyando las ramas laterales a medida que crezca la planta y puede que tengamos que poner más tutores para las ramas laterales más grandes, e incluso poner tutores horizontalmente para crear una estructura más robusta que soporte bien todo el peso.

Para los que tengáis pensado cultivar en tierra madre, os recomiendo que busquéis información sobre el Scrog vertical inclinado, ya que es un método que también nos procurara cosechas mucho más grandes.

Javi

Tecnocultivo